25/11/2020

Aclaraciones del Ministerio Público Fiscal sobre el caso Simplicio Albornoz

Ante las versiones públicas que dan cuenta sobre irregularidades existentes en el caso, y que fueran vertidas por el abogado Cedrún Gutiérrez, el Ministerio Público Fiscal se ve en la necesidad de aclarar el accionar del fiscal general Guillermo Sancho, quien ha actuado con apego estricto a la ley, garantizando de esa manera el debido proceso legal

Ante las versiones públicas que dan cuenta sobre irregularidades existentes en el caso, y que fueran vertidas por el abogado Cedrún Gutiérrez, que no hacen más que provocar confusión y una opinión errónea sobre lo realmente sucedido en el trámite del expediente, el Ministerio Público Fiscal se ve en la necesidad de aclarar el accionar del fiscal general Guillermo Sancho, quien ha actuado con apego estricto a la ley, garantizando de esa manera el debido proceso legal.

La acción penal lamentablemente ha prescripto, pese al esfuerzo de la Fiscalía de evitar que ello ocurriera, y se explican los motivos.

En dos oportunidades se fijaron audiencias de debate. La primera de ellas para el día 8 de junio del corriente año, cuya suspensión fue solicitada tanto por la defensa, como por el abogado Cedrún Gutiérrez, a raíz de la crisis sanitaria que es de conocimiento público. Es más, en su pedido el abogado querellante, puso en conocimiento del Tribunal que las partes estaban negociando una salida alternativa al proceso a los efectos de evitar la realización del juicio. En esa misma presentación, reconoció el esfuerzo del fiscal general Guillermo Sancho para mantener el impulso del proceso.

Así las cosas, la Fiscalía General acompañó la opinión de las partes para que el debate se suspenda, pero advirtió que la acción penal prescibiría en el mes de setiembre, por lo que peticionó que en un plazo prudencial se fije una nueva audiencia de debate.

Ante ello, y la imposibilidad de que las partes acordaran una salida alternativa, se fijó una nueva fecha de debate para el mes de agosto del corriente año, a la que llamativamente, y pese a conocer que la acción prescribiría, el abogado Cedrún Gutiérrez tenazmente solicitó su suspensión, aún conociendo que la acción prescribiría. Ante ello, el fiscal general se opuso a la suspensión, y requirió que se arbitren las medidas necesarias para que se realice en forma remota, porque de no ser así, la acción prescribiría.

El Tribunal mantuvo la audiencia oportunamente fijada, pero con posterioridad ordenó la suspensión al haberse decretado una feria extraordinaria.

Como consecuencia de ello, se realizó con posterioridad una presentación de la defensa requiriendo la prescripción de la acción, y la Fiscalía General, con apego estricto a la ley, no tuvo otra opción que adherir al pedido de la defensa, al no poderse alegar ninguna causal de suspensión o interrupción de la acción penal, porque no se daban ninguno de los supuestos que taxativamente contempla la ley penal, resolviendo el juez Olié en el sentido planteado por la defensa, y en consecuencia resolvió que la acción ha prescripto .

Cabe hacer notar, que el Ministerio Público Fiscal, como parte del proceso, no tiene atribuciones para fijar las audiencias, sino que simplemente requerir su fijación, y eso es lo que se hizo.

Por último, se deja expresamente aclarado, que en todas las instancias el abogado Cedrún Gutiérrez se limitó a adherir a las presentaciones o peticiones realizadas por el fiscal general, como por ejemplo la acusación-que fue formulada por la Fiscalía en el mes de setiembre del año 2017- , la calificación legal de los hechos, la prueba ofrecida para el debate; no mostrando en ningún momento una estrategia diferente a la de la Fiscalía, lo cual evidencia una absoluta conformidad con la labor desarrollada por el Ministerio Público Fiscal; salvo mediáticamente que es donde ha exteriorizado su disconformidad.




Volver arriba