28/12/2017

Condenados por Malversación de caudales públicos

Tras el juicio que se llevó a cabo los días 18 y 19 de diciembre de 2017, y mediante el fallo correspondiente -de fecha 27/12/2017-, el Tribunal Colegiado a cargo de la etapa procesal final en esta causa, condenó a los señores Carlos Celestino Irrazábal y José Luis Cisneros como autores del delito antes mencionado, aplicándoles penas de inhabilitación y multa, en razón de probarse su culpabilidad en el hecho ilícito debatido en el plenario, perpetrado por ambos durante su paso por el Municipio de Caleufú, oportunidad en que Irrazábal se desempeñó como Intendente y Cisneros, como Secretario Tesorero.

La causa, previo a la organización de la Fiscalía con asiento en General Pico mediante el sistema de Agencias Especializadas (Temáticas) por Resolución N° 122/15 de la Procuración General, estuvo a cargo originariamente de los Dres. Carlos M. Salinas, Alejandro E. Gilardenghi y Maximiliano Boga Doyhenard, quien por entonces se desempeñaban como Fiscal General, Fiscal y Fiscal Adjunto, respectivamente, siendo los dos últimos los que formularon en su momento la Acusación, que derivara en el Auto de Apertura a Juicio y ulteriores actos procesales que culminaron en la realización de las audiencias de debate correspondientes, en las cuales el MPF estuvo representado por el Fiscal General Armando AGÜERO (con la asistencia del Prosecretario de Fiscalía General, Matias JUAN), siendo el Dr. Agüero quien desde el mes de febrero de 2017 quedó a cargo de la causa, por adecuarse el delito investigado al esquema de Agencias Temáticas establecido por la aludida Resolución de Procuración, interviniendo dicho Fiscal General en el acto procesal previsto en el art. 308 CPP (audiencia de ofrecimiento de prueba) y finalmente en el juicio, en cuyo marco, y tras el alegato final de rigor, solicitó a los Sres. Jueces que se declare culpables a los tres acusados (los dos mencionados, más Susana Martín) y se los condene a las penas máximas de inhabilitación y multa contempladas por el Código Penal para el delito en cuestión; petición a la que adhirió –en su totalidad- el letrado de la parte querellante.

La defensa técnica de los acusados se encuentra a cargo de los abogados particulares Dres. Francisco Marull y Sebastián País Rojo. Por su parte, el denunciante Alejandro Baras (Intendente de la Municipalidad damnificada cuando se radicó la denuncia que dio origen a la causa, efectuada por el precitado) se encuentra constituido como querellante particular, siendo actualmente patrocinado por el letrado particular Dr. Silvano Rivero, quien intervino en las audiencias del juicio.

De acuerdo a las evidencias reunidas por la Fiscalía, y conforme el alegato final del Fiscal General, los Jueces de Audiencia, en ejercicio colegiado de la jurisdicción, tuvieron por probado -con grado de certeza- que Irrazábal y Cisneros perpetraron el siguiente hecho delictivo, en detrimento de la administración pública de la Municipalidad de Caleufú (según el hecho establecido en la acusación fiscal, así como en el auto de apertura a juicio, y lo debatido en el juicio):

Que en el período que va entre el 30/6/2011 y el 07/12/2011, malversaron caudales públicos (por la suma de $ 378.535,25) provenientes del Decreto Prov. Nº 2.934/10 y de la Ley Provincial Nº 2625, dándoles un destino distinto al que tenían asignados por ley. Concretamente, una vez recuperados los fondos prestados en los términos del “Fondo Rotatorio para el otorgamiento de préstamos dirigidos al financiamiento de la siembra de girasol y/o sorgo de productores agropecuarios afectados por la sequía”, no se les dio el destino que le asigna la Ley N° 2625 en su art. 5° inc. “b”, el que específicamente establece que los recuperos de los préstamos otorgados se destinarán a financiar proyectos ganaderos para los pequeños y medianos productores agropecuarios cuyas explotaciones se encuentren localizadas en la Provincia de La Pampa. Contrariamente al mandato legal, dichos caudales fueron utilizados para el pago de gastos corrientes y de capital del Municipio de Caleufú. 

Por lo tanto, los Jueces de Audiencia Dres. Alicia P. Loscertales (Presidenta del Tribunal), Carlos F. Pellegrino y José L. Bernal (Ad-Hoc), fallaron:

1) Condenando a Carlos Celestino IRRAZÁBAL, como autor material y penalmente responsable del delito de Malversación de caudales públicos, a la pena de un año de inhabilitación especial. Imponiéndole además multa del 20% de la cantidad distraída, con costas (art. 260 del C.P.; arts. 355, 474 y 475 del C.P.P.).

2°) Condenando a José Luis CISNEROS, como autor material y penalmente responsable del delito de Malversación de caudales públicos, a la pena de un año de inhabilitación especial. Imponiéndole asimismo multa del 20% de la cantidad distraída, con costas (art. 260 del C.P.; arts. 355, 474 y 475 del C.P.P.).

En el caso de la también imputada Susana Martín, fue acusada y su situación procesal resultó debatida en este juicio, por el mismo hecho delictivo imputado a Irrazábal y Cisneros (Malversación de caudales), pero exclusivamente por el período de tiempo que va entre el 3/10/2011 y 12/10/2011; y entre el 17/10/2011 y el 21/10/2011, oportunidades en que la nombrada ejerciera el cargo de Intendenta Municipal, por licencia de su titular (Irrazábal).

Pese a la petición de condena del Fiscal General (con igual solicitud del abogado patrocinante del querellante), el Tribunal falló: Absolviendo a Susana Beatriz MARTÍN, respecto del delito de Malversación de caudales públicos (art. 260 del C.P.), por el que fuera acusada.


Volver arriba